TXU Energy toma muy en serio su misión de “clientes primero.”

Parte de esa misión es asegurar que los consumidores en el mercado competitivo de Texas se mantengan involucrados y bien informados. Reconocemos que el robo de identidad sigue siendo uno de los crímenes de crecimiento más rápido en los Estados Unidos, expandiéndose a innumerables industrias, incluyendo el mercado de electricidad.

Se estima que el fraude de electricidad cuesta a los tejanos millones de dólares cada año, además de requerir que los clientes inviertan su valioso tiempo y recursos en manejar situaciones de fraude.

TXU Energy tiene un largo historial de trabajar para proteger a los clientes del fraude. Con respecto a esto, queremos ayudar a los consumidores a protegerse y fortalecerse a medida que los autores de los fraudes se vuelven más sofisticados y sus confabulaciones más complejas. Saber no solo es poder; sino que también puede hacer una enorme diferencia en su futuro.