El sol es, sin duda, la fuente de energía, de luz y de calor más económica. De hecho, juega un papel central en nuestros consejos de iluminación y jardinería. Pero demasiado sol en el verano puede causar que una casa se caliente en exceso, que entonces requiere de un aire acondicionado costoso para enfriarla. Hay varias maneras de minimizar este problema, incluyendo el aislamiento de ventanas en su hogar y creando una barrera radiante en su ático. Ambas estrategias son recomendadas porque ambas resultan en niveles más altos de comodidad y menores costos de energía.

 

Añadir a mi lista de tareas pendientes

1. Instale una barrera radiante en su ático

En un brillante día de verano, la energía del sol puede calentar todo muy rápidamente.  Esto se llama calor radiante porque la energía se irradia desde el sol a través del techo y hacia abajo para calentar todo lo que está bajo el techo. Una barrera radiante simplemente bloquea esa radiación. Esto se puede hacer con papel aluminio reflector, tejas planas, laminado, u otro material reflector. Para los mejores resultados, contrate a un contratista para asegurarse de tener una instalación adecuada. Visite nuestra Red de proveedores preferidos para encontrar una compañía recomendada que esté cerca de usted.


2. Mejore sus ventanas y tragaluces

En el pasado, las ventanas eran ventanas. Su mayor preocupación era mantenerlas limpias. Pero las nuevas ventanas y tragaluces actuales han sido diseñadas para transmitir luz mientras bloquean el calor. Así que aunque la mejora es una inversión grande, puede redituar en grandes ahorros a largo plazo en sus facturas de energía. Usted puede tomar un momento para aprender sobre los factores-U, los coeficientes de ganancia de calor solar, y ganancias de luz a solar — o puede contar con nuestros expertos recomendados para seleccionar e instalar lo que es adecuado para usted y su hogar.


3. Instale toldos y techos voladizos en el exterior

Si usted no tiene toldos o techos voladizos afuera de sus ventanas, quizá debería considerarlos. Si tiene toldos — pero son viejos — usted debe averiguar sobre nuevos productos en el mercado que no sólo repelen agua, sino que también son resistentes al moho y a la decoloración. ¿Por qué son tan importantes los toldos? Reducen notablemente la ganancia de calor solar. De hecho, el Departamento de Energía estima que los toldos pueden reducir la ganancia de calor solar entre 65% y 77% en un hogar promedio.


4. Use cortinas y persianas en el interior

Para el interior de sus ventanas, debería considerar usar cortinas o persianas. Ambas son buenas para reducir el paso del calor por sus ventanas. Pero las cortinas son mejores para reducir la pérdida de calor desde adentro, mientras que las persianas son mejores para reducir la ganancia de calor de afuera. Cierre sus cortinas y persianas durante el verano, pero recuerde aprovechar el calor del sol abriéndolas en el invierno cuando hay sol y ciérrelas por la noche para mantener adentro el calor.


5. Instale otros tratamientos y coberturas para ventanas

Las pantallas solares, instaladas en el exterior de su casa, son una manera muy efectiva de reducir la ganancia de calor en el verano. Las películas reflectoras, instaladas en el interior, pueden hacer lo mismo. Pero si está más preocupado con la pérdida de calor en el invierno que la ganancia de calor en el verano, quizá la solución más conveniente sería paneles de ventanas removibles, que son económicos, fáciles de instalar, y pueden reducir la pérdida de calor hasta en un 50%.