Las lámparas interiores, las luces exteriores y las series de luces navideñas dentro y alrededor de su hogar pueden hacer la vida brillante y hermosa. También pueden hacerla muy costosa. La iluminación artificial consume casi el 10% de sus facturas anuales de electricidad. Pero usted no tiene que sacrificar la visibilidad y comodidad para ahorrar energía. Las opciones de iluminación y las estrategias de luz solar pueden ayudarle a ahorrar energía y dinero cuando se hacen correctamente.

Añadir a mi lista de tareas pendientes

1. Deje que el sol ilumine su hogar

La luz del día es por mucho la manera más económica de iluminar su hogar-porque es gratis. Las ventanas que dan al norte y sur le dan la mejor iluminación durante todo el año. Y las nuevas ventanas con ENERGY STAR® pueden ayudarle con la temperatura, bloqueando el 70% del calor solar en el verano y reflejando el calor hacia adentro durante el invierno.


2. Use focos CFL y LED

CFL significa focos de luz compacta fluorescente. Estos usan solo del 25% al 30% de la energía usada por focos de luz incandescente, pero proporcionan la misma cantidad de iluminación. LED significa diodos de emisión de luz. Estos ahorran energía al solo emitir luz en una dirección, resultando en un foco más eficiente.


3. Reduzca la iluminación de fondo

Cuando sea posible, use lámparas de mesa, lámparas de piso o luces sobre rieles en vez de luces de techo, para poder controlar y concentrar su iluminación. Estos tipos de luces son más pequeñas y más enfocadas a una función específica que está a la mano, ahorrándole energía y dinero al no iluminar áreas que no necesitan ser iluminadas.


4. Instale controladores de iluminación

Reguladores de luz, temporizadores, y detectores de movimiento son una manera excelente de administrar su consumo de energía cuando no está en una habitación o en casa. Obviamente, si usted nota que no necesita una luz, la apagaría. Pero cuando no está en casa, estas comodidades automáticas gradúan la necesidad de luz y ajustan sus luces según el caso.


5. Reemplace lámparas que gastan energía

Otra manera sencilla de reducir sus necesidades generales de electricidad es reemplazar sus lámparas más viejas con modelos más nuevos ahorradores de energía. Estas lámparas están diseñadas específicamente para mejorar la iluminación y eficiencia al lanzar más de la luz hacia la habitación, en lugar de atraparla dentro de la lámpara.


6. Dé mantenimiento a sus lámparas y luces

En la superficie, el cuidado de sus lámparas, luces y focos parece una manera de muy bajo nivel de reducir sus necesidades de energía. Sin embargo, se estima que la edad de su equipo y el polvo pueden reducir su iluminación en un 50% o más, mientras sus luces continúan usando el 100% de la energía.