Una de las maneras más sencillas y efectivas de reducir su factura de energía en general es reduciendo la cantidad de aire que se escapa hacia adentro y hacia afuera de su hogar. Claro que el aire por sí mismo no es el problema. Es el hecho de que usted gasta tanto dinero ajustando la temperatura de ese aire. Es por eso que el Departamento de Energía estima que usted puede ahorrar hasta un 20% en sus costos generales de calefacción y aire acondicionado por medio de adecuadas técnicas de sellado y aislamiento.

Añadir a mi lista de tareas pendientes

1. Selle sus ventanas

No es inteligente confiar en las fugas de aire para la ventilación de su hogar porque hay demasiado aire o no el suficiente. En vez de eso, use una ventilación controlada y selle sus ventanas. Usted puede usar paneles de ventanas para sellarlas en caso de una tormenta, aplicar calafateo para una reparación temporal, o ya sea sellador o hule espuma para una solución más permanente.


2.. Selle sus puertas

Claro que la mejor manera de detener las fugas de aire a través de sus puertas es cerrarlas inmediatamente después de entrar o salir. Pero una vez que usted y su familia han creado ese hábito, también puede aplicar una cinta aisladora autoadherible para una solución removible, o atornillar protectores bajo-puertas para una solución más permanente.


3. Selle sus ductos

Los ductos viejos pueden ser la mayor causa de su problema de fugas de aire, y si los sella, puede mejorar dramáticamente la eficiencia de su calefacción y aire acondicionado. Dependiendo de la ubicación de la fuga, usted puede ya sea envolverlos en una cinta fuerte y duradera o aplicar un sellador de masilla con una pistola de calafateo o una espátula para masilla.


4. Selle sus enchufes de corriente

Es de sentido común pensar que los enchufes de corriente son fuentes de electricidad, pero también son fuentes de fugas de aire. Así que si instala empaques y cubiertas para sus enchufes de corriente, le tomará sólo unos minutos y se ahorrará dinero en el futuro. También ayudará con el control de humedad, que puede ser una fuente de problemas de salud.


5. Selle su chimenea

Si usted tiene una chimenea vieja, es muy probable que el tiro de la chimenea haya comenzado a arquearse - y hasta podría estar roto. Esto permite que el aire frío entre y que el aire caliente salga. Los balones de chimenea son una solución fácil de instalar que no sólo detienen las fugas de aire, sino que no permiten la entrada de desechos y olores.


6. Selle sus cubiertas de aire acodicionado

Durante el verano, evite las fugas de aire frío a través de las cubiertas de aire acondicionado con selladores de fugas de aire de plástico transparente con un sellado hermético. Están tan bien diseñados que no necesita herramientas para instalarlos, y son tan durables que puede usarlos año tras año.